MITOS Y NOVEDADES SOBRE EL CUIDADO DEL VEHÍCULO

02.03.2015 07:24

Cuando compras un automóvil es importante que tengas ciertos cuidados para que, al igual que cualquier otra máquina, pueda rendir al máximo por un largo periodo de tiempo. Existen una gran variedad de consejos que se suelen tomar en cuenta para que el vehículo rinda de forma óptima, pero muchos resultan ser una gran mentira. Si quieres conocer algunas de las leyendas urbanas más populares y saber si son mito o verdad, revisa la información a continuación... ¡Puedes tomar nota!

Si es nuevo, nunca cargues el maletero al tope

Esto es cierto a medias. Se dice que llenar el maletero a su máxima capacidad puede resultar dañino para la suspensión de tu auto pero esta recomendación es independiente de si tu vehículo es recién comprado o llevas mucho tiempo con él. Lo más aconsejable es que, si vas a salir de viaje, nunca lo dejes cargado una noche antes, porque perjudicará la suspensión. Lo adecuado es que lo cargues en el momento de salir, así el auto se podrá acostumbrar al peso de los bultos.

Exceder el límite de todos los contenedores

Hay personas que creen que llenar un poco más los contenedores, como el del líquido para frenos, anticongelante, agua o aceite, resulta mucho mejor que si los dejas a la capacidad indicada. Esto es totalmente falso. Generalmente, los autos marcan una medida en sus contenedores porque ésa es la que pueden almacenar; si haces lo contrario, seguramente éstos van a comenzar a gotear y lo único que vas a producir es un desperdicio de líquido, así como suciedad en el lugar que estaciones tu coche.

Es mejor utilizar la gasolina más cara

Dentro del mundo de la gasolina, existen diversas variedades: algunas son un poco más caras que otras debido a su octanaje y es frecuente creer que las más costosas son mucho mejores que las demás. Cuando adquieres tu auto, en el instructivo vienen señaladas las especificaciones de qué tipo de combustible requiere. Haz caso a estas recomendaciones ya que, si lo llenas con la gasolina de mayor precio, si bien no se descompondrá, tampoco rendirá más. Nada más estarás tirando el dinero a la basura.

Lavarlo con agua y un detergente cualquiera

Hay personas que creen que es exactamente lo mismo lavar su auto con agua y jabón que con productos especializados para ello. Esto es completamente falso. Utilizar el agua y jabón comunes puede resultar dañino, sobre todo cuando de brillo se trata: la corrosión que producen este tipo de productos harán que se vea opaco. Lo más indicado es investigar con un experto con qué jabón lo puedes lavar y seguir las instrucciones al pie de la letra.

Prender el motor unos minutos antes para calentarlo

Hay quienes creen que es mucho mejor dejar el auto encendido unos minutos antes de salir en él, para que el motor se encuentre caliente cuando se acelera. No hay mayor error que éste: antiguamente se hacía con algunos vehículos por el tipo de motor que tenían, pero con las tecnologías actuales, dejarlo encendido sin andar resulta una pérdida de batería, energía y tiempo.

Cambiar los líquidos regularmente

Hay quienes creen que el secreto para que un automóvil se mantenga en óptimas condiciones es estar cambiando cada 5 mil kilómetros los líquidos de los contenedores. Esto es falso. Recuerda que cada vehículo trae un manual consigo y en él se dan a conocer todas las especificaciones de cuidados que requiere. Si el instructivo dice: "se debe cambiar cada 10 mil kilómetros", entonces eso es lo que deberás hacer, no antes ni después, porque podría resultar perjudicial para el motor.

Inflar los neumáticos al máximo

Las indicaciones que ves en los neumáticos de tu auto te indican hasta cuánta presión pueden soportar pero esto no quiere decir que todo el tiempo los tengas que traer a su máxima capacidad. Es importante que los calibres con expertos en el tema ya que ellos te dirán a cuánta presión es la indicada. De lo contrario, se podrían producir problemas en la suspensión y el balance del vehículo.

Los automóviles fabricados en EEUU consumen mayor cantidad de gasolina

Alrededor del mundo se ha difundido que los vehículos que provienen de los Estados Unidos suelen consumir mayores cantidades de gasolina que los demás. Esto no tiene ningún sustento válido. Resulta que, independientemente del país donde sea fabricado un vehículo, lo que marcará la cantidad de combustible que consume es el número de cilindros con los que el motor opera. Así que, aunque sea fabricado en EEUU, en China o en Europa, si el automóvil es de cuatro cilindros consumirá mucho menos combustible que uno de ocho.

El líquido anticongelante se puede sustituir por agua común

Si existe un producto específico para un área de tu automóvil es porque tiene una función muy particular. Hay gente que, en el afán de ahorrar, cree que poniéndole agua en vez de anticongelante podrá tener el mismo rendimiento de su auto. Esto no es cierto. Este tipo de líquido tiene un punto de congelamiento así como de ebullición muy diferente al del agua, con lo cual, mantiene en condiciones ideales los líquidos del auto y por eso es importante utilizarlo correctamente.

En cuanto el aceite se pone negro, hay que cambiarlo

Hay conductores que aseguran que en cuanto el aceite se pone de un color oscuro o más viscoso es momento de hacerle un cambio. Recuerda que el automóvil tiene una gran variedad de procesos, por lo que resulta natural que se ponga de este color. La regla con este tipo de líquidos en el auto, una vez más, es seguir el manual y ajustarse a las fechas que allí se indican.